"Excelencia en la calidad de la educación" por EASA | SIEPA | Plataforma Cursos Online

Entrevista Jacobo Casado, Piloto de GlobeAir

Entrevista Jacobo Casado, Piloto de GlobeAirjulio 10, 2017

Entrevista Jacobo Casado, Piloto de GlobeAir
Rate this post

 

Montse Subirats: Buenos días a todos de nuevo. Mi nombre es Montse Subirats, soy la directora de Panamedia en la Base de Valencia y hoy vamos a retomar de nuevo las entrevistas que estamos realizando a antiguos alumnos y a antiguos trabajadores de la escuela Panamedia, que actualmente se encuentra trabajando dentro del sector aeronáutico. Hoy contamos con nosotros con nuestro anterior trabajador, nuestro anterior instructor de vuelo, Jacobo Casado. Jacobo y yo nos conocemos de hace muchos años, porque fue alumno mío en otra escuela de pilotos. Luego coincidimos en la escuela Panamedia cuando él trabajaba de instructor de vuelo y yo era la directora y actualmente se encuentra trabajando dentro de la dirección ejecutiva en la dirección GlobeAir y que luego hablaremos un poquito sobre las peculiaridades de este sector. ¿Qué tal Jacobo? ¿Cómo estás?

Jacobo Casado: Muy bien. Encantado de estar aquí con vosotros.

M. S.: La primera pregunta que me gustaría lanzarte es por qué estudiaste la carrera de piloto, por qué querías ser piloto…

J. C.: Bueno en primer lugar, buenos días Montse. Gracias por invitarme a la entrevista. Un placer volver a casa, como siempre. Respondiendo a tu pregunta, lo primero que se me pasa por la cabeza es que de pequeño me gustaban los aviones. No sé por qué. Me fascinaba la idea de volar. Y luego, como he tenido espíritu aventurero y creo que la aviación tiene aún ese espíritu aventurero, pues siempre me ha gustado esa sensación de conocer mundo, de volar, la tecnología de los aviones es algo que me fascinaba y finalmente cumplí mi sueño.

M. S.: Cuéntame un poco, ¿qué aspectos tuviste tú en cuenta o consideraste a la hora de decirte por una escuela u otra para estudiar?

J. C.: Bueno, en primer lugar estuve pensando en una escuela que fuera sólida, porque hay muchas escuelas en el mercado pero no todas pueden ofrecer una buena formación. Entonces, buscamos una buena escuela con reputación, que creo que es bastante importante, y con una buena flota de aviones bien mantenida, porque en aviación la seguridad es lo primero, incluso cuando estás estudiando. Y luego con un equipo de profesionales adecuado, que tuviera un bagaje en el mundo de la aviación, buenos profesores con entusiasmo y con ganas de enseñar realmente. Porque la aviación también hay muchas escuelas en las que el personal está ahí porque tiene que estar y luego hay escuelas que realmente aman lo que hacen.

Entonces, busqué un poco todo ese conjunto y además, yo estudié aquí en Valencia, me interesó mucho la posibilidad de formarme en un aeropuerto internacional. Porque no es lo mismo volar un domingo con tus amigos que formarte para ser piloto comercial. Desde el primer momento, si estás con una avioneta como una Cessna 172, rodeado de tráficos comerciales, con un aeropuerto con todas las ayudas para poder practicar ciertas maniobras y demás es muy interesante. Además, Valencia tiene un tiempo fantástico. Puedes volar casi todo el año. Son trescientos y pico días de sol al año. Con lo cual, tienes unas condiciones meteorológicas fascinantes. Y estás rodeado de muchos aeropuertos a los que puedes ir con tu instructor en tus misiones de vuelo. Alicante, que es internacional, las islas, pequeños aeródromos en los que puedes practicar en pistas más cortas, como puede ser el de Castellón. Es un sitio estupendo.

Así que yo cogí todo ese conjunto de cosas y dije “pues me quedo en mi casa, que tiene todas las características perfectas para poder formarme como piloto”.

M. S.: Y, ¿cuánto tiempo te ocupó llevar a cabo estos estudios aproximadamente?

J. C.: Pues… a ver. Yo empecé a estudiar en el 2066 y acabé en 2008… Pues unos 2 años. También depende del ritmo que lleve cada uno. Hay gente, por ejemplo, que es más obstinada. Para esto hay que ser muy disciplinado. Pero bueno, con teoría y todas las fases de vuelo, suele ser eso, unos 2 años o 2 años y medio.

M. S.: Has hablado de la disciplina, de lo importante que es tomarse en serio estos estudios. Me gustaría un poco, desde tu propia experiencia, que nos contaras qué aspectos encontraste más complicados de tu época de estudiante y qué era lo más fácil, lo que se te daba mejor.

J. C.: Bueno… evidentemente a todos nos gusta volar, cuando entras en la escuela todo el mundo quiere volar y quiere estar siempre volando, pero hay que tener en cuenta que para poder ser bueno en el aire, hay que ser bueno en tierra y saber muy bien lo que estás haciendo cuando estás haciendo. Por eso, tienes que tomarte tu tiempo para aprender todos los fundamentos, toda la teoría que ello conlleva.

Para mí, lo más difícil fue, una vez que acabas el curso, prepararte para los exámenes oficiales de la licencia. ¿Por qué? Por ejemplo, en los años de carrera hay asignaturas, creo que ahora ha cambiado, en mi momento ibas a las 14 asignaturas. ¿Qué pasa? Es muchísimo temario y tienes que invertir muchísimo tiempo y muchísima disciplina para poder sacar adelante esas asignaturas. No significa que sea imposible. Con ilusión y motivación se llega a todos los sitios. Pero no es una carrera de 5 años. Es algo que es muy intenso y muy compacto, lo cual es bueno también porque sales al mercado laboral enseguida, pero tienes que tener esa disciplina. Para mí, lo más difícil fue eso. Una vez que acabé el curso, el poder decir “bueno, ahora me encierro en mi casa y tengo que estudiar 3 meses si hace falta para sacarme esto adelante.

La fase de vuelo, nunca tuve ningún problema pero entiendo que hay gente que le cuesta un poco más, como instructor de vuelo en Panamedia lo vi. Hay veces que te quedas un poco estancado en ciertas misiones de vuelo. No pasa nada. Es seguir trabajando en ello y para adelante.

M. S.: Has comentado que la carrera es muy intensa. Yo creo recordar que tú elegiste el curso integrado de piloto de transporte de línea aérea. ¿Qué ventajas tiene este curso integrado frente a otras modalidades?

J. C.: Efectivamente, yo escogí el curso integrado. En primer lugar porque tenía muy claro a dónde quería llegar. Entonces decidí que en lugar de hacerlo pasito a pasito, que me iba a tomar más tiempo, que a lo mejor, quieras o no el estar en un curso integrado te hace zambullirte de nuevo en el mundo de la aviación. Es como el que entra en una carrera de universitaria. Al fin y al cabo, el integrado es un curso en el que vas a por todas desde el primer momento. Tienes mucha carga lectiva pero yo creo que fue la mejor decisión que tomé porque puse pasar de cero a todo en dos años. La carrera modular no es mala idea, pero vas un poquito más lento, quizá un poquito más disperso vamos a decirlo de aquella manera. Y además, lo hice en inglés. No sé si te acuerdas. Creo que es muy interesante. Sé que el inglés para muchos profesionales es como una piedra en el camino, pero siempre recomiendo a todo el mundo que entra en esto que si puede hacerlo en inglés mejor, porque sales con un bagaje o con una experiencia diferente.

M. S.: En Panamedia no hay opción. Sólo es en inglés.

J. C.: ¿Sólo es en inglés? Pues mira, yo tuve la opción de hacer español o inglés y ahora sólo en inglés. Me parece perfecto.

M. S.: Y bueno… pasaron esos 2 años, terminaste, obtuviste tu licencia… ¿cuál fue el siguiente paso?

J. C.: Bueno, pues verás… cuando terminamos en 2008 la situación realmente no era muy buena en este sector ni en ninguno debido a la crisis. Intenté ir buscando mi camino. Lo primero que hice fue irme a Estados Unidos a volar, porque es un buen país para hacer horas de vuelo. Estuve alrededor de 2 meses volando por allí. Fue una experiencia muy enriquecedora porque aprendí a volar sin el instructor al lado, digamos sin una protección. Entonces ya volaba yo por mí mismo, me enfrentaba a retos diarios. Las comunicaciones en inglés en Los Ángeles son bastante intensas. Entonces, aprendí mucho en esa etapa y una vez terminé, me volví a España.

Aquí estuve haciendo algunos procesos de selección pero, en general, como las compañías no estaban en un buen momento, al final no salió nada relacionado. Por eso, decidí seguir adelante con esto y empecé como instructor de cabina, que también fue una buena experiencia porque revisaba normativas y estaba un poco al tanto de la aviación.

Después me fui a volar a Chile una temporada y luego de Sudamérica me volví a España. Me encontré con que quería seguir creciendo y decidí hacer un estudio de vuelo. Conocí a Panamedia. Ya os conocía porque muchos habías sido profesores míos de vuelo. Hice el curso de instructor de vuelo con vosotros y, una vez que terminé, me ofrecisteis trabajo. Y así fue, empecé como profesor de teóricas, que también es muy recomendable porque estás siempre actualizado. Y luego, obviamente, empecé a volar como instructor de vuelo, que también fue una etapa muy bonita de mi vida.

M. S.: Entonces, estuviste una época trabajando en nuestra escuela Panamedia como instructor de vuelo, que realmente ahí nos volvimos a encontrar y fui tu jefa, vamos a decirlo así. Me gustaría un poco que me dijeras qué utilidad encontraste luego para tu futuro profesional el haber trabajado como instructor en una escuela.

J. C.: Bueno, en primer lugar, todo instructor aprende a tomar decisiones y eso, en el día a día de un piloto comercial, es básico, porque todo se basa en decisiones. Entonces sí que desarrollé esa faceta mía, la toma de decisiones, el ser comandante de una nave… Al fin y al cabo, cuando eres instructor estás al mando de lo que está pasando en el aire. Además de las habilidades comunicativas y sociales, lo cual es muy importante dentro de una dinámica de vuelo. Eso nos lleva a hablar de CRM, que podría estar toda la mañana hablando de CRM, pero básicamente un instructor creo que está muy bien formado a la hora del CRM y ahora lo noto mucho cuando vuelo con mis comandantes. Tengo esa habilidad para negociar, para explicar, para saber en una situación dada el mantenerme calmo y saber llevar la situación en la dirección correcta. Y eso se aprende mucho de instructor. Además de las habilidades de vuelo, vuelves a los básicos. Entonces, una vez vuelas un avión como este es todo muy automatizado, pero si has volado antes como instructor, tienes como un “background”, una experiencia en la que tú sabes volar perfectamente.

M.S. : Dejaste Panamedia porque te surgió una oportunidad laboral. Imagino que tuviste que pasar un proceso de selección para entrar en tu compañía. Actualmente estás volando en Globalair, es una compañía de aviación ejecutiva. Después hablaremos un poco más de eso. Estás volando una Citation Mustang y por eso precisamente estamos realizando hoy esta entrevista en el centro oficial de mantenimiento de Cessna en el sur de Europa. Aprovecho para agradecer que nos dejen sus instalaciones para hacer esta entrevista. Cuéntame un poco sobre en qué consistió ese proceso de selección para entrar en GlobeAir.

J. C.: Bueno, el proceso de selección yo creo que es como un estándar en casi todas las compañías. Varía en ciertas pruebas. En la mía no hubo examen escrito, sino que fueron tres entrevistas personales. Dos técnicas, una más orientada a temas técnicos de sistemas, meteorología y demás, y otra más orientada a operacional, una entrevista operacional en la que te hacen preguntas sobre determinadas cosas del día a día. Pasé las dos entrevistas y tuve otra con Recursos Humanos para saber si es el perfil, con una psicóloga y demás.

Una vez pasas esto, te invitan a una prueba de simulador. En el avión que íbamos a volar, que eso para mí fue justo el avión que estoy volando ahora, tuve suerte porque normalmente lo hacen en diferentes aviones. Te hacen la prueba de simulador para ver cómo son tus habilidades de vuelo manual; de toma de decisiones, que ya hemos estado hablando, de cómo interactúas con tu compañero en cabina; y también para ver tus habilidades IFR, que también son muy importantes a la hora de entrar en una compañía comercial. Y ya está, básicamente fue eso.

M. S.: Cuéntame un poco más a nivel técnico cómo es volar un Citation Mustang. Cuéntame un poco cómo son sus características…

J. C.: Bueno, es un avión “pequeñín”, pero es muy tecnológico. Es verdad que pasar de una Cessna 172 no es tan difícil, porque es un avión pequeño, pesa unas 4 toneladas máximo en despegue, pero tiene muy buenos performances, vas a 41.000 pies de altura, volamos con una autonomía de unas 4 horas, 3 horas dependiendo de la carga, y volamos a Mach 0.63. No es muy rápido para un avión jet, pero para nuestro tipo de operación y para los destinos que hacemos es suficiente. Lo bueno de este avión es que aterrizamos en Ámsterdam Shiphol un día, al otro día en Frankfurt y al otro estamos volando a un aeropuerto en medio de los Alpes sin radio ayuda con una pista corta de 1.200 metros. Así que es un avión muy versátil. Poco más te puedo contar… Tengo un cockpit precioso, es todo digital. Incluso tengo amigos que son pilotos de Airbus y Boeing y les da envidia porque parece una nave espacial.

M. S.: Me gustaría, como he adelantado antes, que me explicaras un poco la opción de trabajar en aviación ejecutiva, porque mayormente los alumnos que estudian con nosotros tienen en mente como objetivo profesional trabajar en una compañía aérea y también existe esta otra vertiente que es la aviación ejecutiva. Entonces, me gustaría que me contaras un poco qué ventajas les ves, en qué consiste ese trabajo realmente… en comparación con las compañías aéreas.

J. C.: Sí, bueno… cuando entras en este mundillo tienes que abrir mucho la mente y las miras, porque hay muchísimo trabajo de muchísimas cosas. ¿Qué ventajas le veo? En primer lugar, a nivel profesional te da una experiencia que una compañía aérea no te da, porque tienes que aprender a lidiar con cambios de última hora y aprender a ser muy flexible.

Además volamos a diferentes aeropuertos. Sí que es verdad que a algunos vamos mucho, como París, Ginebra Londres… pero de pronto te llaman y te dicen que te vas a un aeropuerto en medio de Bielorrusia, por ejemplo. Y no has estado nunca allí, pero tienes que ir, tienes que sacar el vuelo adelante, es un aeropuerto que no conoces o que no tiene ciertas radio ayudas y es un aeropuerto que vas al final en visual… Es más dinámico que la aviación comercial, porque nunca sabes dónde vas… También es muy interesante la gente que conoces, conoces mucho mundo y a nivel profesional te da una experiencia que quizás la compañía aérea se queda corta. Eso no significa que sea malo, pero hay cosas que no te da y es el saber estar al 100% en todo momento. En la compañía aérea eso se pierde un poco. Te viene todo un poco dado y llegas al cockpit, te sientas y te vas. Aquí hay que hacer un poco de estudio de dónde vas, cuáles son las opciones y creo que es muy interesante.

M. S.: ¿Cuál es tu próximo objetivo profesional? Es decir, cuando uno termina sus estudios, obtiene su licencia, entra en compañía aérea o en aviación ejecutiva, tiene su trabajo… ¿De qué otra forma una puede crecer profesionalmente, puede promocionarse dentro del mundo de la aviación?

J. C.: Obviamente ahora estoy muy contento con la vida que llevo, todo lo que estoy conociendo, me encanta la máquina que vuelo, es maravillosa… pero siempre bueno… crecer, pues cambias de avión… Eso es algo que va siempre dentro del ADN del piloto. El largo recorrido es algo que me fascina. No sé si llegaré algún día o no. No largo recorrido en una compañía aérea, pero si hay ciertos campos que me gustaría desarrollar, como por ejemplo la seguridad aérea. Es algo que me gustaría meterme muy de lleno, porque puedes desempeñar cargos en todas las compañías. En lugar de volar, puedes estar trabajando con la compañía de asesor o de jefe de SMS. Es una rama que quiero desarrollar.

También echo de menos impartir clases. Mi parte docente la descubrí con vosotros y la verdad es que es algo que echo un poquito de menos. Me gustaría sacarme el curso de instructor de MCC y dar clases en simuladores. Es muy interesante. Es algo que cuando voy a hacer los OPC de mi compañía a los simuladores me encanta el trabajo de los instructores. Y básicamente eso. La aviación no es solamente volar. Hay muchísimas cosas que hacer y si estás motivado y quieres crecer, puedes llegar a dónde quieras. Ya no solamente a controlar un avión, sino también en tierra para desarrollar la industria aeronáutica.

M. S.: Para terminar, ¿por qué le dirías a la gente que está interesada en estudiar el curso de piloto “matricúlate en Panamedia”?

J. C.: Porque es una compañía sólida. Tiene 37 años de experiencia en el sector. Eso dice mucho de una empresa y más con los tiempos que han corrido. No solamente se ha mantenido, sino que ha crecido. De hecho ahora tiene dos bases.

Además, el estar en el aeropuerto de Valencia, como os comentaba antes, creo que es muy interesante porque el alumno, desde el primer momento, está inmerso en la aviación y eso es fundamental. Conozco gente, ya no española, sino extranjera, que se ha formado en pequeños aeroclubs y el salto a la aviación comercial les cuesta bastante. No tienen ciertas cosas que nosotros, desde que somos alumnos, va dentro de nosotros. Eso Panamedia lo ofrece y es difícil que se ofrezca. De hecho, creo que en España es de las pocas que lo puede ofrecer.

La flota es grande, bien mantenida, porque tenéis centro de mantenimiento propio y creo que es un punto vital. Y además es una flota propia, no alquilada como algunas escuelas y eso no da seguridad.

Además de eso, el tiempo fabuloso de Valencia, que ya os lo he dicho, que permite volar casi siempre, y el equipo humano. Algo que aprendí de Panamedia Valencia fue que todo el mundo está entusiasmado con lo que hace. Siempre intentábamos mejorar, hacíamos reuniones cada semana, me acuerdo, para mejorar las clases y eso se agradece. Es una escuela que se involucra en que cada alumno aprenda, salga adelante y saque lo mejor de uno mismo. Eso creo que no habrá cambiado porque yo era parte del equipo hasta hace poco y creo que hay grandes profesionales que aman lo que hacen, que es enseñar y estar encima de los alumnos para que lleguen a conseguir su sueño, que no es pequeño, que es ser un piloto comercial.

M. S.: Pues muy bien Jacobo. Muchas gracias por este final de entrevista tan emotivo. Me has tocado un poquito el corazón. Gracias por atendernos y por habernos brindado esta entrevista tan bonita.

J. C.: Gracias a vosotros.

ÚLTIMAS NOTICIAS Y NOVEDADES
CONSULTA NUESTRO BLOG
Más noticias
ÚLTIMOS VIDEOS
VISÍTANOS EN YOUTUBE
NUESTROS COLABORADORES
  • Ryanair