¿Con qué frecuencia hay que inspeccionar una aeronave?

¿Con qué frecuencia hay que inspeccionar una aeronave?abril 8, 2020

¿Con qué frecuencia hay que inspeccionar una aeronave?
Rate this post

Un coche tiene que ser inspeccionado regularmente, pero ¿qué pasa con los aviones?

En el caso de una aeronave, los intervalos de inspección se determinan según los siguientes valores:

  • Número de vuelos
  • Número de horas de vuelo.

 

Generalmente hay dos formas de mantenimiento en sí mismo.

Muchas partes de una aeronave tienen una vigencia. Dado que se controla con precisión cuando la pieza ha sido instalada, siempre es posible rastrear cuánto tiempo ha estado en uso. Cuando el tiempo de vigencia ha expirado, la pieza se retira. Luego se lleva a un taller donde se comprueba y se revisa. Si es posible, las piezas se reparan para que puedan ser reutilizadas. Si no, será eliminada por completo.

 

La segunda medida consiste en comprobar muy cuidadosamente las partes de la aeronave que no se pueden retirar o que sólo se pueden retirar con dificultad. Estas comprobaciones no son sólo inspecciones visuales, aquí se utiliza una amplia gama de tecnologías. Con una cámara conectada a un tubo largo  (boroscopio), también se pueden ver las cavidades inaccesibles. Se utilizan métodos de corrientes de Foucault o ultrasónicos para hacer visibles hasta las más pequeñas grietas en las piezas de metal. Y si la aeronave se coloca sobre tres caballetes, incluso el vuelo puede ser simulado y el equipo de aterrizaje extendido y replegado.

 

Una inspección antes de cada vuelo

Antes de cada vuelo se lleva a cabo la llamada «Visita o Inspección exterior» del piloto. Es una inspección visual del avión, en la cual se detectan posibles daños. Antes de esto, la aeronave ya ha sido inspeccionada por un mecánico que mira una vez al día los materiales operativos más importantes y comprueba si la aeronave tiene daños generales o un desgaste particular.

 

El primer control regular es el clásico control A. Este control se realiza aproximadamente cada 400-500 horas de vuelo. Para un avión de uso normal esto significa un control intensivo cada seis u ocho semanas. Este control requiere unas 50 a 80 horas de trabajo. Aquí es donde se llevan a cabo los controles regulares de servicio, así como los controles de motor y funcionamiento.

 

La siguiente revisión lógica sería la revisión B. Sin embargo, esta es difícil de encontrar y suele ser sustituida por una serie de controles durante la revisión A.

 

La primera revisión realmente grande es la revisión C: aproximadamente cada año y medio o dos años – o alrededor de 1500 a 2000 vuelos – un avión comercial se trae al hangar de mantenimiento durante varios días. En unas 2.000 horas de trabajo, se dedica mucho más tiempo a mirar en las profundidades y, sobre todo, a inspeccionar la estructura del bastidor del avión y las partes que soportan la carga. Si se encuentran defectos, pueden observarse más de cerca o repararse inmediatamente, según su gravedad.

 

El control, que es un símbolo de la seguridad general en el mantenimiento y, por tanto, en el tráfico aéreo, es el control D: aproximadamente cada seis o diez años un avión comercial es llevado al hangar de mantenimiento para el control D. Durante esta revisión general, el avión entero se desmonta: Todas las intalaciones y todas las partes móviles se retiran. Incluso la pintura se retira si es necesario. Ahora el avión puede ser completamente inspeccionado y revisado: se emplean de 30.000 a 50.000 horas de trabajo para ello.

 

ÚLTIMAS NOTICIAS Y NOVEDADES
CONSULTA NUESTRO BLOG
Más noticias
ÚLTIMOS VIDEOS
VISÍTANOS EN YOUTUBE
NUESTROS COLABORADORES
  • Ryanair